Móvil de DPEC chocó y mató a tres integrantes de familia chaqueña

28
Un matrimonio y su hijo adolescente de 17 años, perdieron trágicamente la vida en la tarde de ayer, luego ser atropellados por una camioneta que presta servicio para la DPEC en San Miguel. Una hija del matrimonio y una sobrina resultaron heridas en el incidente. Las víctimas eran turistas chaqueñas, que habían llegado a visitar parientes en Caá Catí. Estaban paseando al borde de un puente sobre la Ruta 5, cuando los atropellaron.
El accidente ocurrió cerca de las 16:30, sobre Ruta Provincial N°5, en la zona delimitada por un puente, a unos cuatro kilómetros de la localidad de Caá Catí, justo donde se divide la jurisdicción con el departamento de San Miguel.
Según indicaron fuentes oficiales, hasta allí había llegado la familia, un hombre de 44 años identificado como Alejandro Correa, su esposa Silvina Báez de 43 años, Joaquín de 17 años hijo de la pareja y otras dos niñas; una hija del matrimonio y una sobrina que los acompañó al paseo. Dejaron su auto a la vera de la ruta y caminaron hasta la baranda del puente, pero no advirtieron la cercanía de la camioneta Toyota Hiluxe al servicio de la DPEC al mando de un hombre de apellido Vallejos, a quien acompañaba un compañero de trabajo.
El estrecho margen de la ruta provocó que el vehículo atropellara a la familia, matando en el acto a los dos hombres e hiriendo de gravedad a la mujer mayor, que fue derivada una hora después hacia la capital correntina, pero falleció en el camino como consecuencia de complicaciones en su cuadro general, viajaba con su hija. La otra niña lastimada, quedó en observación en su pueblo.
La información a la que tuvo acceso diario época indica que las víctimas son oriundas de la ciudad de Resistencia en la vecina provincia del Chaco y una sobrina menor de edad que vive en Caá Catí, donde llegó la familia para pasar unos días de vacaciones.
Efectivos de la comisaría de Caá Catí y bomberos voluntarios de esa localidad trabajaron en el lugar de los hechos para asistir y evacuar a las víctimas.