“Me sacó el corpiño”: los duros testimonios contra un ex coreógrafo correntino

15

Se trata de Arnaldo “Aldo” Breard, procesado por cuatro casos de abuso sexual simple y uno gravemente ultrajante. Aunque inicialmente fueron catorce las mujeres que lo denunciaron, solo cinco fueron tenidos en cuenta, ya que la mayoría de los hechos prescribieron, pero eso no quiere decir que no hayan existido.

LOS TESTIMONIOS

Según la versión de las denunciantes, todo ocurrió entre el 2006 y el 2018, en su gimnasio, ubicado en el corazón de Corrientes, donde Breard trabajó durante 30 años. El modus operandi era perverso: las chicas contaron que las citaba bajo el pretexto de tomarles medidas corporales y peso, para luego abusar de ellas.Algunas de las que fueron clientas del acusado se animaron a contar sus experiencias traumáticas en las redes sociales, detallando encuentros con Breard donde fueron objeto de abuso sexual, incluso cuando eran menores de edad.

Una de las chicas, que tenía 14 años en ese momento, relató: “Fui a una entrevista con él, pero no me dejó ingresar con mi amiga. Me hizo sacar el corpiño para ver qué cantidad de grasa tenía y me manoseó los pechos”.

“Me tocó diciéndome que cuando pierda varios kilos se me iban a caer los senos, así que después tenía que colocarme prótesis. Después bajó su mano hasta mi vagina y me dijo que ahí también se acumulaba grasa. Quedé helada, sin palabras y no volví nunca más”, contó otra.

Una de las jóvenes denunciantes, según consta en la causa, puntualizó que el hecho habría consistido en “actos aún más invasivos hacia la reserva sexual de la misma” y en consecuencia la calificación legal resultó más grave.

Incluso, explicó una de las chicas, “hay muchísimas que padecieron sus abusos cuando aún eran solo menores y adolescentes, pero por temor a la exposición pública no lo denunciaron”.

Tras las denuncias, Breard fue procesado en mayo del 2022. Estuvo preso algunos meses, pero la Cámara de Apelaciones revocó la prisión preventiva que le había dictado la jueza Josefina González Cabañas. Desde entonces, permanece en libertad, con la polémica condición de que no puede tener como clientes de su gimnasio a menores de edad.

La jueza elevó la causa a juicio la semana pasada, que será llevada a cabo por el Tribunal Oral en lo criminal N°1 de Corrientes. La defensa del imputado podría oponerse a esta decisión judicial y, en ese caso, podría definirse en la Cámara. También resta definir la fecha del comienzo del debate, por la que Breard, de ser encontrado culpable, podría recibir más de 20 años de prisión.