Pacto de Mayo: los ausentes, los que pondrán el gancho y los malabares del Gobierno

15

Este miércoles el gobierno nacional terminó de enviar las invitaciones que le faltaban para el acto del 8 de julio en Tucumán, donde el presidente Javier Milei y un grupo de gobernadores firmarán cerca de la medianoche el dilatado Pacto de Mayo. Además de mandar la tarjeta a los mandatarios provinciales, también les llegó a los expresidentes. Cerca de las cinco de la tarde, Cristina Fernández de Kirchner recibió un mail de presidencia con la invitación y lo contestó casi de inmediato: “Fue respondida agradeciendo la misma, e informando que no concurrirá”, dijeron desde su entorno. El que también confirmó que no participará es el expresidente Alberto Fernández. En diálogo con este diario el exmandatario indicó: “¿No estamos en Julio? El Pacto de Mayo no existe y el de Julio no sé si existirá, pero si sé que no me tendrá firmándolo”. El que sí viajaría a Tucumán –según especulaban en Balcarce 50 antes del tweet explosivo que escribió por la coparticipación de CABA– es Mauricio Macri. En caso de asistir, sería el único, porque Eduardo Duhalde tampoco acompañaría.

Hay tres gobernadores que ya anunciaron que tampoco participarán del acto: Ricardo Quintela (La Rioja), Axel Kicillof (Buenos Aires) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego). A Kicillof el mail le llegó este miércoles por la mañana. No respondió y en su entorno explicaron a Página/12 que no irá porque “no va a ir para una foto”. Ambos argumentaron que no estaban dispuestos a rubricar un “pacto”, sin una discusión previa.

Algunos gobernadores que sí confirmaron asistencia, el martes por la noche estaban preocupados porque, hasta hace unas horas, no sabían a ciencia cierta qué firmarían. El miércoles por la mañana desde Casa Rosada enviaron el decálogo actualizado y escribieron que el objetivo del pacto será “sellar los acuerdos básicos para sacar a la Argentina adelante”. Nueve de los 10 puntos se mantuvieron iguales, tal como los anunció tras su discurso de la apertura de sesiones del primero de marzo el Presidente. Sin embargo, el que era el número 9, que decía: “Una reforma política estructural, que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados”, fue retirado y se incorporó en el puesto cuatro uno que consigna: “Una educación inicial, primaria y secundaria útil y moderna, con alfabetización plena y sin abandono escolar”. 

A última hora del día, en tanto, desde Presidencia compartieron el texto que firmarán: “declaramos solemnemente que es voluntad unánime de los presentes romper con las antinomias del pasado y refundar el contrato social que le que dio nacimiento a nuestra querida Patria”, dice y continúa: “Los aquí firmantes declaramos y ratificamos nuestro compromiso con el Pacto de Mayo, conforme a lo convenido en las siguientes diez cláusulas, establecidas con el objetivo de reconstituir las Bases de la Argentina y reinsertar a nuestro pueblo en la senda del desarrollo y la prosperidad”.

El que más explicaciones dio para justificar su ausencia fue Alberto Fernández. Para él “los pactos son acuerdos entre partes”, y considera que lo que propone el gobierno “es un contrato de adhesión a lo que ellos creen que hay que hacer”. “Técnicamente eso implicaría que hagas propias las reglas que otro impone, como cuando te asocias a un club, que firmás y no podés cambiar las reglas. Las aceptas o sino no sos socio”, ejemplificó. también subrayó que el pacto “solo busca legitimar las políticas nocivas que ha impuesto este gobierno y siguen imponiendo”, y en esa línea, argumentó que “a la luz de los resultados de tan solo seis meses de gestión, yo creo que esto debe cambiar drásticamente”.

Por último, se quejó porque “nadie del gobierno discutió con el peronismo”, y dijo: “no nos han oído cuando hablamos y ni siquiera nos han invitado a un diálogo”. “Pudieron hacer ese diálogo en el Congreso, pero allí tampoco lo hicieron”, disparó sobre los meses de debate que se llevaron a cabo en ambas cámaras por la Ley Bases y el Pacto Fiscal, donde el bloque de UxP no formó parte de las negociaciones.