“Desubicación total” y “fascista”: así reaccionaron al escrache de Milei los diputados dialoguistas

25

En otro acto impulsivo, el presidente Javier Milei estalló de furia por la derrota política que significó la caída de la Ley Ómnibus en el Congreso y compartió en sus redes sociales una lista con nombre y foto de cada diputado que decidió frenar el megaproyecto del Gobierno. En diálogo con Página|12, los legisladores manifestaron su repudio y consideraron una “desubicación total” el escrache, al que compararon con las prácticas de la última dictadura. Algunos consideran que ahora la ley es “imposible” que salga.

“Aquí la lista de los leales y los traidores que usaron el discurso del cambio para poder rapiñar una banca”, publicó Milei en su cuenta oficial, donde compartió la lista difundida por la Oficina del Presidente. “¡Una muestra de desagradecimiento y desubicación total!”, opinó sobre el escrache el diputado Julio Cobos, de la Unión Cívica Radical (UCR), en diálogo con este medio. Y sumó: “Incitar al odio que puede generar violencia es repudiable en cualquier persona y más aún en un Presidente de la Nación. ¿Dónde está la anunciada libertad?”.

Su correligionario, pero del sector de Evolución Radical, Pablo Cervi, calificó la acción como “lamentable” y le dijo a Página 12: “Si su entorno le vendió algo que no existía, que empiece por casa a ver quienes son los traidores. Y que se dediquen a gobernar”. Y agregó: “Hay límites y códigos”. Martín Tetaz, en su cuenta oficial de X, trató de “lamentable y fascista” el comunicado de la Oficina del Presidente.

Nicolás Massot, presidente de la bancada de Hacemos Coalición Federal (HCF) le respondió a Milei y señaló que el listado “recuerda las épocas más oscuras de la historia contemporánea”. “Este traspié parlamentario es exclusiva responsabilidad de su impericia, falta de diálogo y nula vocación por construir consensos”, precisó.

En esa misma línea, el diputado cordobés Carlos Rodríguez sumó: “Siempre hay que desconfiar de las escaladas de violencia. La historia demuestra que se sabe cómo empiezan y nunca como terminan”.

En el mismo bloque, un hombre de extensa trayectoria política se mostró “muy preocupado” por la persecución que puede desatar el escrache. “Es muy feo, yo tengo hijos”, planteó. La difusión de la lista, en un contexto social y político caldeado, representa un perjuicio para la seguridad de los legisladores. “Ojalá las fuerzas del cielo y el Papa lo hagan reflexionar. Que larguen el Twitter y se pongan a laburar”, lanzó una figura del radicalismo.

“Escalan sin medir consecuencias y sin aceptar errores propios. Sostienen un modelo que no se compadece con la democracia y el estado de derecho”, sostuvo Margarita Stolbizer, del GEN, a este diario. Por su parte, Paula Oliveto, de la Coalición Cívica-ARI, consideró que la actitud del Presidente “habla de la intolerancia” y expresó: “Pensar distinto no es ser traidor. Nosotros no le podíamos dar superpoderes porque no creemos en los gobiernos sin límites. Al presidente no le gusta la división de poderes y ese es su mayor problema y dificultad”.

Según pudo averiguar Página|12, en el entorno de Carolina Píparo su inclusión en la lista de “traidores” cayó con sorpresa, ya que la diputada solo hizo una observación sobre un inciso de un artículo en particular de la ley. De todas formas, aseguraron que la exintegrante de La Libertad Avanza mantiene una actitud mesurada y pide templanza al Gobierno.

En tanto que la diputada Mónica Fein, líder del Partido Socialista y otra de las mencionadas en la lista, destacó que “Milei no cree en la democracia, a los que tienen otro pensamiento los considera traidores”, y aunque admitió que no lo toma de modo personal, “es institucionalmente muy grave que use la cuenta oficial” para sus escraches.

El futuro de la Ley Ómibus: la oposición considera “imposible” que salga

La lectura, casi unánime, entre los opositores “dialoguistas” es que entre ayer y hoy, el Gobierno no dejó de cometer impericias equivocaciones. En criollo, de “pegarse tiros en los pies”, tal como afirmó Cervi. 

No va a ser lo mismo y, si quieren consensos, lo primero es respetar al otro”, aseguró el hombre de Evolución. Su compañero de bancada, Cobos, aseguró que seguirán “actuando de la misma manera” y que “los que tienen que repensar la relación son los diputados del oficialismo”.

Las posiciones son aún más duras en el bloque de HCF, donde consideran que este proyecto “está terminado” y que es “imposible que salga la ley”. “¿A quién se le ocurre meter una ley de reforma del estado con más de 500 artículos? Es una locura”, sostuvieron, aunque no descartaron que se pueda rediscutir alguna versión más light.

Mientras tanto, el Presidente ratifica en las redes sociales hipótesis de que la derrota parlamentaria ya estaba prevista desde un inicio, y que el objetivo del Gobierno era dejar “en evidencia” a “los políticos”. “Le están queriendo agregar inteligencia, pero la verdad es que son un desastre”, cerró entre risas un diputado del bloque dialoguista.