El Paraná llegó a los 1,60 metros por debajo del límite de aguas bajas

20

Por el cese de las lluvias en las altas cuencas, el río Paraná comenzó a descender gradualmente en los últimos meses alcanzando los límites de aguas bajas. En las últimas horas de este jueves, el hidrómetro registró 1,60 metros, por debajo de los valores considerados normales que van desde los 3,50 a los 2,50 metros. Se espera que se estacione durante las próximas semanas.

Los últimos datos tomados desde la Prefectura Naval Argentina, señalan que el Paraná a la altura de Corrientes Capital se encuentra en 1,60 metros, con tendencia en subida. El pasado rompió la barrera de los 2 metros y se pudo observar el decrecimiento del río.

La doctora en recursos naturales, ingeniera agrónoma y observadora meteorológica, Carolina Fernández López explicó a El Litoral que la razón por la que el Paraná se encuentra en niveles bajos es “porque pararon las lluvias en las altas cuencas. Cuando está normal está alrededor de los 3 metros en Corrientes, entre 2.50 y 3.50 metros”.

El Litoral consultó a la especialista por cuanto tiempo se espera que continúe en descenso, Fernández López señaló que: “Eso depende de lo que suceda en las altas cuencas. Normalmente igual en invierno por acá es cuando menos llueve. No nos tiene que asustar, mientras no sea demasiado bajo”.

En la última semana de mayo el Instituto Nacional del Agua (INA) reveló que los niveles del Paraná se encontraban en cercanía al límite de aguas bajas. Para el 28 de mayo el río llegó a los 2,33 metros, estos continuaron en descenso y actualmente llegó a los 1,60 metros, por debajo de lo normal.